La vida de un luchador
     Había una vez un hombre llamado Ramiro. Ramiro era un médico que había pertenecido a la Primera Guerra Mundial.
      Él había dejado de pertenecer a la Primera Guerra Mundial porque padecía  una enfermedad muy grave, cuando finalizo la Primera Guerra Mundial él estaba muy enojado porque los españoles habían ganado la guerra mientras que sus compañeros se rindieron.
      Al asumir la situación Ramiro no se quería dar por vencido y quería seguir adelante, pero sus compañeros le decían que estaba muy débil y que no iba a poder seguir.
      Ramiro no dejó de escuchar las opiniones de sus compañeros, ya que él asumía que estaba muy enfermo y que pronto no viviría más. Pero al final tomó la decisión de volver a la guerra. Antes de hacerlo, Ramiro fue  a despedirse de su esposa Brenda. Cuando llegó a su casa, Ramiro se desmayó frente a su esposa, quien asustada, tomó a Ramiro y lo llevó a su cuarto mientras que su hijo Ezequiel iba en busca de un médico. Enseguida llegó Ezequiel con el médico, después de un rato Ramiro se repuso y vio que el médico estaba hablando con su esposa, pero el no los podía oír.
       De inmediato la llamo 

Comentarios

  1. Brisa: Fijate que me parece que tu cuento está incompleto. Completalo y dejame un comentario en el blog cuando esté hecho.
    Cariños.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Trabajo Práctico "Espacio rural y urbano"

El extraño caso de Dr Jekyill y Mr Hyde y Mary Railly: El espacio narrativo